Consejos de blogging (I): escribir tu primer post

tu primer post

Escribir en un blog no es demasiado difícil, aunque no basta con eso.

Lo complicado de verdad es redactar un buen post, y hacerlo desde el primer momento.

Si necesitas poner en marcha un blog, pero no puedes dedicar el tiempo que hace falta, puedes contactar conmigo para que te ayude.

También puedo ayudarte de otra manera, y es explicándote cómo escribir tu primer post.

De esto es de lo que te quiero hablar. Poco a poco te daré más consejos de blogging, para que puedas tener un blog que funcione.

Empecemos por lo básico.

¿Qué es un blog?

Hay bastante confusión respecto a qué es un blog en realidad. Algunos creen que todo tipo de webs en las que se publica contenido entra en esa categoría, mientras que otros tienen ideas muy dispares.

Un blog es un sitio informativo, con detalles relacionados sobre un tema concreto explicados de manera amena y comprensible.

Para que un blog sea bueno, primero hay que hacer investigación y adquirir conocimientos sobre el tema.

Además, la forma y el estilo en el que compartes la información debe generar buen impresión a los lectores. La idea es que les encante volver a leer el post.

Tu primer post

Lo primero que tienes que hacer es saber con qué tema empezar. Si todavía no tienes experiencia, lo mejor es que tu primer post hable de algo sobre lo que tienes un conocimiento básico.

Elegir el tema es fácil cuando se trata de crear un blog de marca, porque es evidente que los contenidos girarán en torno al nicho de mercado al que te diriges.

Por ejemplo, si tienes una tienda online de muebles y decoración, puedes crear posts sobre tendencias y estilos.

En el primer párrafo explica lo que te ha llevado a elegir este tema, y por qué hace falta contarlo.

Piensa en que no eres tú la persona a la que le interesa ese tema en particular, sino al público al que quieres llegar.

La estructura de un post

La estructura en la que presentas el contenido es clave para que te lean. Además, tiene que ser fácil de comprender y ameno.

No mezcles ideas, o de lo contrario perderás el interés del público y no conseguirás visitas.

Estos son los conceptos básicos para la estructura de un post:

- Contenido de calidad

El éxito de tu blog depende del contenido. Si los posts aportan algo que interesa al público, son originales y fáciles de leer, tienes mucho ganado.

Por supuesto, ni se te ocurra copiar y pegar contenido de otros blogs. Si hay algo que te parece muy buen, y digno de que tus lectores lo lean, es mejor que lo enlaces o lo compartas en tus redes sociales.

Si crees que puedes aportar algo más de lo que hay publicado en otros sitios, toma nota de la información que consideres importante. Explícalo con palabras sencillas incluyendo el contenido de valor que lo puede complementar.

- Utiliza encabezados

Muchos blogueros no prestan atención a los encabezados (h1, h2, h3,...), pero es un grave error.

Cuanto mejor los utilices, más fácil será que tu audiencia encuentre el contenido que le interesa. Imagina que este texto que estás leyendo no tuviera ningún encabezado. ¿Verdad que te resultaría muy difícil de leer?

Además, es un aspecto clave de cara al SEO, porque los buscadores toman nota de los encabezados cuando rastrean las páginas.

Nunca pongas más de un encabezado principal (h1), utiliza los h2 para separar ideas principales y los h3 para puntos secundarios.

Si utilizas los encabezados de manera correcta, tanto los lectores como los motores de búsqueda comprenderán mejor tu contenido. Y es más probable que tu post se posicione y recibas visitas orgánicas.

- Los párrafos, mejor breves

Para facilitar la lectura no puedes escribir un párrafo kilométrico, ni siquiera separando ideas con punto y seguido. Es mucho mejor escribir párrafos cortos.

De hecho, puedes publicar párrafos con una sola frase o dos. Lo ideal es que no ocupen más de 3 líneas seguidas.

¿Qué logras con esto? Que los lectores no se encuentren con un bloque de texto denso y largo, que no invita a ser leído.

- Fuente y color

El tipo de fuente que utilices para tus posts deben aportar una buena apariencia al contenido. No elijas una fuente con filigranas ni demasiado decorada, porque puede ser muy bonita, pero a la hora de leer cansa la vista.

También es bueno escoger un color neutro, que ayude a amenizar la lectura. El negro es siempre el mejor, pero si eliges un color distinto busca tonos apagados.

Un texto con letras rojas, amarillas o verde neón hacen daño a la vista.

Y ni que decir tiene que tampoco es buena idea mezclar colores o fuentes de letra en un texto.

Todo esto debería estar incluido en una guía de estilo, tanto si eres la única persona que crea contenidos como si cuentas con un equipo para hacerlo.

¿Todo listo para escribir tu primer post?

Estos consejos de blogging te permitirán empezar a redactar tus primeros contenidos.

En otros artículos te explicaré algunos conceptos algo más avanzados, pero igual de importantes para que tu blog empiece a funcionar, como el uso de imágenes, estructura SEO o compartir en redes sociales.

Si tienes alguna duda acerca de tu primer post, déjala en los comentarios. Y si crees que esto puede ayudar a alguien que quiere comenzar en el mundo del blogging, compártelo y nos haces un favor a los dos.

0 Comentarios