4 errores de redacción que debilitan tus contenidos


Errores de redacción

¿En qué se parecen las publicaciones de tu página a las de otros sitios como el tuyo?

Es probable que demasiado.

Seguro que muchos creadores de contenido piensan en los mismos temas en los que reflexionas tú, y lo hacen de manera parecida a la tuya.

Entonces, ¿por qué los lectores deberían leer tus contenidos, y no los de tu competencia?

Lo cierto es que si no dedicas tiempo a revisar tus textos para aportar algo que no haya en otro sitio, no lo van a hacer.

Para mejorar las publicaciones de tu web, necesitas identificar algunos errores de redacción habituales, que pueden hacer que tus contenidos sean flojos.

Estos con los 4 errores de redacción más comunes, y consejos para corregirlos.

1: No tienes definida tu estrategia

¿Cuántas personas que empezaron con un blog y poco tiempo después lo han abandonado? Puede que hasta tú lo hayas hecho.

Los motivos por los que es probable que lo hagas tienen que ver sobre todo por carecer de un plan:

  • No sabes por qué estás escribiendo.
  • No tienes un objetivo claro.
  • Esperas "a que llegue la inspiración".
¿Te suena? Si empiezas a escribir sin tener una estratega, los contenidos serán de escasa calidad, y con una frecuencia irregular.

Cómo mejorar:

  • Antes de empezar, márcate un objetivo.
  • Sigue un horario establecido.
  • Sigue hasta llegar a la meta.

Piensa en lo que quieres aportar a tus lectores con cada palabra, cómo los vas a ayudar.

Cada artículo que publiques debe ser relevante para tu estrategia.

2: No cumples lo que prometes

¿Te suena la expresión "vendehúmos"? Lo eres si cometes uno de los errores de redacción más habituales que existen:
  • Das consejos que no son realistas.
  • El título que has escrito no coincide con el contenido que hay después.
  • Incumples los plazos de entrega.
Si escribes para llamar la atención pero no cumples con las expectativas del usuario que entra a leer, perderás credibilidad.

Algunos consejos:

  • Sé consciente de tus limitaciones.
  • Empieza con poco.
  • Impulsa tus puntos fuertes.

No hace falta que asegures tener la respuesta a todos los problemas para atraer lectores a tu proyecto.

De hecho, los usuarios prefieren ver que eres vulnerable y humano. No buscan al mayor experto mundial, sino a alguien que les pueda ayudar.

Cumple tus promesas y explica lo que te diferencia del resto, sin exageraciones ni grandes alardes.

3: Escribes de forma genérica

Si el contenido no es útil, único y específico para los usuarios, perderán el interés y te olvidarán muy deprisa.
  • Lo que publicas es vago.
  • El contenido no enseña nada nuevo.
  • El artículo lo podría escribir cualquiera
Si esto sucede, no destacarás como referente en tu nicho, y el público se irá a otro sitio.

La solución:

  • Investiga e infórmate sobre el tema.
  • Mantén una opinión bien definida.
  • Crea una marca de identidad.

Crear contenido eficaz exige una gran creatividad. Para conseguirlo tendrás que esforzarte, pero el trabajo merece la pena.

Recuerda que cualquiera puede escribir textos en un blog, pero solo unos pocos pueden mostrar a los lectores un punto de vista original.

4: Te extiendes de forma innecesaria

Es probable que redactes contenido porque te gusta y tienes algo que decir. Aunque estas características son más útiles para ti que para los lectores.
Estás cometiendo este error de redacción si:
  • Las frases son muy largas.
  • Los párrafos parecen interminables.
  • Las publicaciones son extensas.
El mensaje que quieres transmitir tiene que ser claro, conciso y al grano. Si puedes expresar una idea en dos frases, no tiene sentido hacerlo en dos párrafos o más.

Corrige el problema:

  • Simplifica las ideas.
  • Márcate un límite de palabras.
  • Ponte en la mente de tu lector.

Publicar contenidos largos no es negativo, siempre que todo el artículo tenga relevancia.

Pero si los lectores se ven obligados a identificar los puntos clave entre el texto, la lectura no será amena.

Una forma de mejorar es leer en voz alta lo que acabas de escribir, y ver si puedes decir lo mismo con menos palabras.

El objetivo de tus textos debe ser reforzar la relación con tus lectores, darles algo que les ayude y les haga sentirse más cerca de ti.

Te ganarás su confianza, y será mucho más fácil que vuelvan a por más.

¿Qué otros errores de redacción crees que pueden debilitar un contenido? Espero tu respuesta en los comentarios.

0 Comentarios

Más antigua