Al público no le interesa tu "yo" real

tu "yo" real

El mundo del marketing online gira cada vez más hacia una voz real, lejos de los mensajes enlatados y los discursos corporativos.

En cualquier lugar que visites hoy en día, se oye hablar de la autenticidad.

Dicen que para conectar con el público en blogs y redes sociales hay que ser auténtico, mostrar una imagen de realidad humana.

Pero esto no tiene por qué ser cierto.

Si tienes un mal día y muestras tu auténtico "yo", la audiencia no tardará en criticar que no reacciones del modo que consideran correcto.

También puedes cruzar una línea que descoloca al público respecto a sus expectativas, y te darás cuenta enseguida de que no les interesaba tu "yo" real, después de todo.

A pesar de todo, es algo inevitable, porque el marketing online se ha orientado con fuerza hacia una verdadera voz humana. Huyen de los discursos prefabricados y los mensajes artificiales.

Entonces, ¿qué ocurre con el tema de la autenticidad?

Te daré un ejemplo un tanto extraño para responder.

La colección de tazas

Te voy a contar un secreto: colecciono tazas.

Me encanta llegar a un lugar, hacer un poco de turismo y llevarme una taza de recuerdo.

Hay una taza de la que estoy muy orgulloso, y lo cierto es que no la compré yo. Se trata de un regalo personalizado que me hizo una buena amiga.

¿Qué puede llevar a alguien a coleccionar tazas? Lo puedo dividir en 4 grupos:

  • Grupo 1: Personas que tienen tazas desde hace tiempo, y que muestran con orgullo en una estantería especial.
  • Grupo 2: Gente que pasa por algún bazar, ve la clásica taza que muestra el nombre de un destino y la compra, tal vez esperando que se les vea como a los del grupo 1.
  • Grupo 3: Personas que encargan tazas personalizadas, imitando los modelos de las tazas originales y tratan hacerlas pasar como las del grupo 1.
  • Grupo 4: Usuarios que buscan oportunidades, intentando dar con coleccionistas que quieren desprenderse de las que tienen, para que parezca que han viajado a esos lugares.

Supongo que estarás de acuerdo conmigo en que el único coleccionista "auténtico" es el del grupo 1, y que el resto se aleja un poco más cada vez de lo original.

Aun así, la gente gasta dinero en cosas que no son reales. Es más, algunas veces los grupos 3 y 4 llegan a gastarse más dinero por parecer que forman parte del grupo número 1.

¿Puede ser que la gente quiera algo real, o que en realidad desee algo más?

¿Quién es tu persona preferida?

El problema con lo genuino en el marketing online viene de lejos, y el auge de las redes sociales ha hecho que la gente se olvide del marketing básico, para volver al egocentrismo.

Es decir, que te enfocas en el tipo de persona que prefieres, tú mismo, en lugar de enfocarte en la gente a la que quieres llegar.

En realidad la autenticidad en el marketing es inventar una historia que interese a la gente, y después convertirla en realidad. Hacerlo así es tan válido como contar la historia cuando ha ocurrido.

A pesar de eso es algo confuso, porque empezarás a pensar en que lo que importa es tu historia, cuando lo cierto es que solo importa en la medida en la que ayuda a los usuarios a contar su propia historia.

¿Por qué compra la gente?

Muy pocas de las cosas que compramos en realidad nos hacen falta.

Todo lo que adquirimos al margen de lo esencial se usa para contar quiénes somos, qué pensamos y lo que queremos ser.

Volviendo al ejemplo de las tazas, la gente se esfuerza mucho por conseguir piezas que no son originales porque les ayuda a dar cierta impresión sobre sí mismos. Para ellos llega a convertirse en auténtico, y eso es lo que les importa.

¿Significa que tu "yo" real debe ser falso?

No, lo que te digo es que debes orientar tus pensamientos hacia el camino correcto.

Concéntrate en tu objetivo.

Combínalos con detalles de ti mismo, tu producto o servicio. Pero no te olvides de que quieres ayudar a los demás a contar sus propias historias, mientras creas las tuyas.

Redacta artículos, piezas de copywriting, productos o servicios que ayuden a la narración de la vida que todo el mundo necesita contar.

Ayuda a los demás a contar la historia de lo que son, cuáles son sus pensamientos y qué quieren llegar a ser.

Esto es lo más real que puedes hacer.

¿Tienes alguna sugerencia al respecto? Déjala en los comentarios y charlamos.

0 Comentarios