9 cosas que debes saber antes de empezar un blog

empezar un blog


No importa cuál sea el nicho al que te quieras enfocar cuando inicias un blog, hay unas cuantas cosas que son comunes a todos ellos.

Si te gustó la serie dedicada a consejos de blogging que he ido subiendo en las últimas semanas, es probable que te estés planteando empezar con un blog propio.

Me alegro mucho por tu decisión, sobre todo si he tenido algo que ver en ella. No hay nada que me haga sentir más orgulloso que ayudar a alguien, sea creando textos para las páginas de algún cliente o animando con mis publicaciones.

Dicho esto, en este artículo quiero comentarte algunas cosas que debes saber si estás a punto de comenzar con un blog.

Si quieres ganar mucho dinero con tu blog, vuelve a pensarlo

Si quieres empezar con un blog y monetizarlo para dejar de trabajar, permíteme que te diga que te estás equivocando.

Incluso si tienes un montón de seguidores en redes sociales, poner en marcha un blog no significa que vayas a ganar mucho dinero de forma automática.

Con esto no te quiero decir que no puedas ganar dinero con un blog, ni mucho menos.

Hay quien está logrando ingresos de este modo, pero créeme cuando te digo que no ha sido rápido.

Ni fácil.

Para rentabilizar un blog hacen falta muchas horas de trabajo, y ser capaz de dar al público algo de verdadero valor, que no encuentre en ningún otro sitio.

Incluso así, tendrás que esperar un tiempo para empezar a ver rendimiento.

¿Cuánto tiempo? Eso depende del nicho que hayas elegido, y de la forma de monetización que te plantees para el blog.

Calcula que invertirás unos meses, puede que hasta un par de años desde que empiezas hasta que puedas decir que te estás ganando la vida con el blog.

No te creas esas historias de gente que ha sido capaz de ganar montones de dinero casi por arte de magia.

Otro día te hablaré de esos vendehúmos, pero de momento dejemos claro que empezar un blog con la idea de hacerte rico es una ilusión.

Disfruta de lo que estás haciendo

El blogging es una afición, y para que puedas conseguir algo más necesitas disfrutar de ello.

Lo bueno de escribir posts es que tú eres quien crea este contenido, y que lo puedes utilizar como te parezca.

A medida que vas creando una comunidad en torno a tu blog, sentirás una gran satisfacción.

Y cuando veas que Google empieza a posicionar alguno de tus posts, seguro que disfrutas todavía más.

Hasta que llegue ese momento, plantéate el blog como una actividad que te haga sentir bien. Escribe de lo que sabes y te gusta, desde una óptica adecuada, y no te cansarás de hacerlo.

Márcate un calendario de publicaciones

No importa si el objetivo del blog es potenciar un negocio o si solo quieres publicar contenido por afición. Necesitas tener un calendario con las ideas y los temas de los que quieres hablar.

Averigua los temas en los que te quieres centrar según sea el contenido que interesa a tu público, y a partir de ahí crea tu calendario.

Hay varias herramientas que te pueden ayudar a planificar el contenido por fechas, temas, etc.

Un detalle en relación con tu calendario de publicaciones es tener cuidado de no sobrecargarte. Sé realista y no sacrifiques nunca la calidad de los contenidos. Si te agobias, es probable que acabes por publicar posts mediocres, algo que te afectará de forma muy negativa.

Es posible que algunas veces la inspiración esté presente y puedas redactar varios posts, mientras que en otras sientas cierto bloqueo. Si lo aprovechas, podrás compensar las veces en las que tienes varios contenidos con temporadas de cierta sequía.

No te compares

Esta es una de las cosas más importantes que debes saber antes de empezar un blog, y una de las más complicadas.

No puedes comparar, ni tu blog ni tú como bloguero, con los demás.

Es verdad que necesitas estar al tanto y analizar a tu competencia, pero nunca te castigues si parece que no llegas a cierto nivel.

Encuentra tu nicho, confía en lo que haces y el contenido que creas.

Crearás tu propio estilo, y poco a poco te harás un hueco que te pertenece solo a ti.

Aprende a desconectar

Sobre todo cuando lleves varios años con un blog, separar la vida digital con tu vida fuera de línea puede ser difícil.

Esto es muy común tanto en el blogging como en actividades de otro tipo. Por ejemplo, si trabajas por cuenta propia.

Sin embargo, es fundamental mantener un equilibrio y ser consciente de que aparte de tu vida en la red necesitas dedicar tiempo a la familia, los amigos y todo lo que te rodea en el mundo físico.

No tengas miedo a colaborar con otros

A medida que avanzas en el mundo del blogging, puede que recibas ofertas para colaborar con marcas o con otros blogs.

Si es así, pregúntate si va a ser para beneficio mutuo. ¿Qué puedes ofrecer y qué obtendrás?

Por ejemplo, tal vez quieras aprovechar la experiencia de alguien a quien consideras un referente. Si crees que está abierto a colaborar contigo, no tengas miedo a contactar y hablar del tema.

Si por el contrario es alguien quien se pone en comunicación, la asociación tal vez te reporte más de lo que imaginas.

Eso si, no aceptes todas las propuestas que recibas. Antes de dar el sí, estudia quién es la persona o marca que te ofrece la colaboración.

No pierdas el tiempo con los "haters"

La presencia de personas que se dedican a criticar o comentar de forma negativa en blogs y redes sociales es algo inherente a Internet.

Es algo que tienes que aceptar.

Si te encuentras con un "troll" o un "hater", no pierdas el tiempo tratando de convencerle de algo o de ganar una batalla.

Conforme vayas progresando, puede que te encuentres con gente que quiere hundirte solo porque sí.

Si estás disfrutando de lo que haces y te sientes a gusto, supera el hecho de que por la red circulan este tipo de personajes.

No dediques ni un solo segundo a darle vueltas a lo que dicen.

Por supuesto, hay que diferenciar entre los "haters" y aquellos que hacen una crítica constructiva con la intención de ayudarte.

A estos últimos sí que les tienes que prestar atención, y agradecer que hayan hecho ese comentario.

Delega en un equipo

Cuando comienzas en esto del blogging, lo normal es hacerlo todo por tu cuenta, aprovechando recursos gratuitos.

Pero si quieres crecer, una de las mejores ideas que puedes poner en práctica es invertir en ampliar tu proyecto.

De hecho, llegará el momento en el que si se trata de un negocio, tendrás que hacer algo para que siga creciendo.

Cosas como una auditoría SEO, un nuevo diseño o un redactor de contenidos que te ayude a aumentar la frecuencia de tus publicaciones te harán falta con el paso del tiempo.

Es algo bueno, porque significa que tu blog está logrando sus objetivos, y aunque algunas cosas las puedes aprender por tu cuenta, para otras es mejor contar con profesionales.

A la larga, ahorrarás mucho tiempo y puede que algo de dinero.

Lo último

Estas son las cosas más importantes que debes saber antes de comenzar con tu blog.

Dicho esto, tengo un último consejo para ti.

Publicar posts en un blog no es algo que se pueda hacer de la noche a la mañana.

A veces tendrás que desechar ideas, tropezar y levantarte para seguir adelante.

Recuerda que unas veces se acierta, y otras se aprende.

¿Qué cosas estás aprendiendo o has aprendido de comenzar con un blog?

Te espero en los comentarios para que me lo cuentes.

0 Comentarios

Más reciente